La NASA y Boeing finalizan con éxito las pruebas a los paracaídas de Starliner
Estados Unidos >

La NASA y Boeing finalizan con éxito las pruebas a los paracaídas de Starliner

Pruebas a los paracaídas de Starliner. Foto NASA
|

La NASA y la empresa Boeing han completado la última prueba de caída desde globos de los paracaídas de la nave espacial Starliner, desarrollada para transportar astronautas hacia la Estación Espacial Internacional (ISS). Estas evaluaciones, que resultaron exitosas, ayudarán a fortalecer el sistema de aterrizaje de la cápsula, la primera de fabricación estadounidense que podrá aterrizar en tierra.

La campaña de evaluaciones consistió en seis pruebas, desde 10,6 km de altitud, cada una centrada en un conjunto de diferente de condiciones adversas en las que se emplearon paracaídas empleados previamente para evaluar sus márgenes de reutilización.

La nave espacial utiliza una serie de paracaídas y bolsas de aire que, desplegadas en altitudes específicas, permitirán a Starliner aterrizar suavemente en el desierto del oeste de Estados Unidos.

Proceso de aterrizaje

 

Starliner usa dos pequeños paracaídas para llevarse el escudo térmico delantero de la nave y exponer el hardware crítico necesario para el resto de la secuencia del sistema de aterrizaje.

Después, se despliegan dos paracaídas para desacelerar y estabilizar la cápsula antes de que tres pequeños paracaídas piloto saquen las líneas principales de la nave espacial.

Finalmente, los tres paracaídas principales continúan frenando el descenso de la nave espacial para un aterrizaje seguro y suave, apoyado por las bolsas de aire de aterrizaje del vehículo.

Boeing y la NASA continuarán recopilando datos sobre los paracaídas de Starliner a través de la segunda prueba de vuelo orbital de la nave, previo a los vuelos tripulados programados a partir de 2021.

 

¡Participa con tus comentarios en esta noticia!

 



Recomendamos

Lo más visto