La ESA cierra un año exitoso con cuatro lanzamientos
Europa >

La ESA cierra un año exitoso con cuatro lanzamientos

Sentinel2
|

La Agencia Espacial Europea (ESA) tiene previsto completar durante este mes de diciembre hasta cuatro lanzamientos espaciales que podrán el broche a un exitoso año en el que destacan la puesta en órbita de seis satélites de la constelación Galileo y la firma del contrato para el desarrollo de un sistema europeo de vigilancia espacial SST.

La recta final comenzó el pasado 3 de diciembre con la puesta en órbita de la misión Lisa Pathfinder que probará las tecnologías necesarias para demostrar en el espacio la existencia de las ondas gravitacionales.

El apretado calendario continuó el 15 de diciembre con el despegue de una nueva misión a la Estación Espacial Internacional (ISS), con el astronauta inglés Tim Peake a bordo, y dos días después, el consorcio europeo Arianespace puso en órbita los satélites 11 y 12 del programa Galileo. Finalmente, los ingenieros de la ESA pondrán respirar tranquilos con el lanzamiento de Sentinel 3A desde el puerto espacial ruso de Plesetsk a finales de diciembre.

El primer evento destacado tuvo lugar en febrero con el vuelo de prueba del Vehículo Intermedio Experimental (IXV), a bordo de un cohete Vega, que despegó desde el puerto espacial de Kourou, recorriendo 32.400 kilómetros en 100 minutos, antes de amerizar de forma controlada gracias a cuatro paracaídas sobre el Océano Pacífico. Esta prueba supuso el inicio de la andadura europea en las tecnologías de reentrada atmosférica.

La ESA además ha impulsado el desarrollo de sus grandes programas espaciales, Galileo y Copérnico. El sistema europeo de navegación por satélite Galileo comenzó el año con dudas tras la puesta en órbita errónea de dos equipos en 2014, pero en estos doce meses Europa ha consiguido duplicar la constelación con el despegue de seis satélites en tres lanzamientos dobles con cohetes Soyuz en marzo, septiembre y diciembre.

Por su parte, el programa Copérnico camina con paso firme con el satélite Sentinel 2A, lanzado a finales de junio, que ofrece ya imágenes de una calidad sin precedentes de la superficie terrestre y Sentinel 3A que estudiará, una vez en órbita, el nivel del mar, altura, temperatura e incluso los cambios cromáticos de los océanos. La continuidad del programa está garantizada con la firma a mediados de diciembre de los contratos con Thales Alenia Space para el desarrollo de Sentinel 1C y 1D.

Programa SST

Junto con estos dos proyectos bandera, la ESA ha impulsado un tercer programa de vigilancia espacial, el Space Surveillance and Tracking (SST), dirigido a monitorizar los objetos en órbita y posibles peligros como los asteroides, que está llamado a ocupar grandes inversiones los próximos años.  

Asimismo, el 2015 acaba con una destacada presencia de los astronautas europeos en la Estación Espacial Internacional. El 15 de diciembre, el astronauta inglés Tim Peake llegó a la plataforma orbital, junto con dos compañeros de la NASA y Roscosmos a bordo de una nave Soyuz. Por su parte, la italiana Samantha Cristoforetti finalizó su misión récord de 199 días en junio y el danés Andreas Mogensen completó un intenso trabajo de diez días en septiembre.

Con la vista puesta en el próximo año, la ESA presentó en noviembre la misión ExoMars 2016, un ambicioso proyecto de exploración de Marte que despegará en marzo y en el que también participa la agencia rusa Roscosmos. Además, la agencia ha cerrado con Airbus DS el contrato para la primera misión de exploración europea de Júpiter, que buscará indicios de vida en las lunas heladas del sistema joviano.

Foto: ESA (Sentinel 2)



Recomendamos

Lo más visto