GMV diseña un robot con tecnología espacial para plataformas petrolíferas
España >

GMV diseña un robot con tecnología espacial para plataformas petrolíferas

2654 010
|

Un equipo dirigido por la compañía española GMV ha desarrollado el robot Foxiris, basado en la nave espacial ExoMars de la Agencia Espacial Europea (ESA), que apuesta por entrar en el mercado de las plataformas petrolíferas y de gas de todo el mundo.

El robot compite en el concurso Argos (Autonomous Robot for Gas and Oil Sites) de la compañía petrolera Total. El concurso, de tres años de duración, impulsa la creación de robots para trabajar en zonas de producción de hidrocarburos en condiciones extremas. 

Total espera que en un futuro los robots autónomos refuercen la seguridad de los operadores mediante la ejecución de tareas rutinarias y repetitivas, como las inspecciones, la detección de anomalías, la alerta a los operadores o la intervención en emergencias. 

El jefe de misión de Argos, Kris Kydd, señaló que “queremos que el robot sea capaz de moverse por las instalaciones, llegando donde hoy llega un humano”. En este sentido, explicó que “empleando técnicas de inteligencia artificial queremos que los robots sean capaces de leer y registrar valores en la instrumentación y de decidir de forma autónoma si son normales o no. Si hay una situación anómala el robot debe alertar al operador remoto”.

Este robot está construido a partir de un diseño ya disponible en el mercado, creado por el socio portugués de GMV, IdMind. Este modelo fue uno de los cinco equipos escogido en 2014 para competir en el concurso de Total. GMV aplica su experiencia en plataformas móviles espaciales para desarrollar todo el sistema de control y el software de operaciones. El tercer socio del consorcio es el centro de robótica de la Universidad Politécnica de Madrid.

Primeras pruebas

Foxiris incorpora sensores de navegación interna e instrumentación científica que incluyen cámaras, imágenes térmicas, sensores de gas y micrófonos. Esta instrumentación permite inspeccionar y vigilar medidores de presión, válvulas e indicadores de nivel y detectar superficies calientes, alarmas de sonido y fugas de gas. Este robot es todoterreno, resistente al agua y cuenta con una locomoción basada principalmente en un sistema de transmisión por cadenas mejorado.

Los robots tienen que pasar tres series de pruebas en una planta en Lacq, Francia, la primera de las cuales tuvo lugar en junio en una unidad de deshidratación de gas con escaleras, pasadizos estrechos y los obstáculos propios de una planta de producción. Tras la primera serie de exigentes test, de cinco días de duración, el jurado de Argos comentó que “Foxiris se ha distinguido por su extraordinaria resistencia”. 

Programa de transferencia tecnológica

La corporación vasca Tecnalia coordina el programa de transferencia de tecnología espacial de la ESA en España. La misión de este programa es promover la aplicación de estas tecnologías en proyectos terrestres. En el marco de este programa, Tecnalia ha participado en la evaluación de transferencia tecnológica del robot Foxiris.

Tecnalia evalúa e identifica las tecnologías espaciales que son adecuadas para la transferencia a aplicaciones no espaciales, al mismo tiempo que analiza las necesidades tecnológicas de los sectores no espaciales en busca de potenciales usuarios. Por último, actúa como intermediario para colocar los proveedores de las tecnologías espaciales en contacto con los receptores de los sectores no espaciales.

Foto: ESA

 

 



Recomendamos

Lo más visto