La sonda Rosetta envía sus primeros datos al centro de la ESA en Madrid
España >

La sonda Rosetta envía sus primeros datos al centro de la ESA en Madrid

|

(infoespacial.com) Madrid.- El  Centro Europeo de Astronomía Espacial de la ESA (ESAC) en Madrid, ya ha empezado a recibir datos de la nave Rosetta de la Agencia Espacial Europea (ESA) que llegará este verano a la órbita del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, tras más de 10 años de viaje por el espacio interplanetario en una misión audaz, pionera y no exenta de riesgos.

Las observaciones de Rosetta han revelado, por ejemplo, que el 67P/Churyumov-Gerasimenko ya ha entrado en actividad  pues a medida que un cometa se aproxima al Sol el calor hace que se sublime el material helado que lo compone, generando la estela de gas y polvo característica de estos objetos, la coma.

El cometa está ahora a unos 600 millones de kilómetros del Sol, y Rosetta ha fotografiado su coma incipiente, que debe medir unos 1300 kilómetros.

El equipo de Rosetta en la ESAC, cuyo objetivo es ayudar a entender el origen y  la evolución del Sistema Solar, lleva a cabo ahora una labor fundamental: planificar la agenda de observaciones científicas de los  instrumentos y la orientación de la nave. Para ello ejerce de centro coordinador de los requisitos y peticiones de los equipos de los instrumentos, distribuidos por numerosos centros en EuropaEstados Unidos.

“Es una labor delicada porque no es fácil encajar las condiciones de todos los instrumentos”, ha señalado Michael Küppers, del Centro de Operaciones Científicas de Rosetta (RSGS) en un acto con la prensa celebrado en la sede de la ESAC, situada en el pueblo madrileño de Villanueva de la Cañada. “Por ejemplo los instrumentos que estudian el gas del cometa necesitan centrarse en el núcleo, pero los espectrógrafos quieren ver también la coma”.

El equipo de ESAC envía la planificación de la orientación del satélite para las observaciones al centro de operaciones de la misión en ESOC -el Centro Europeo de Operaciones Espaciales de la ESA en Darmstadt, Alemania- con ocho semanas de antelación, y los comandos finales para los  instrumentos, con una semana de antelación.

Una vez realizadas las observaciones, los datos científicos son recogidos por las antenas de espacio profundo que siguen a Rosetta -entre ellas la de Cebreros, en Ávila-, que están conectadas a ESOC. Desde ahí los datos científicos son enviados a ESAC.

Rosetta fue lanzada en marzo de 2004 con el objetivo de convertirse en la primera nave que órbita y aterriza en un cometa. Es ahora cuando empezará a obtener los resultados para los que fue específicamente diseñada. Para conseguir esta arriesgada y audaz misión, la sonda estuvo desconectada 31 meses y ‘despertó’ con éxito el pasado 20 de enero. Ese fue el primer momento crítico.

En julio de 2011 Rosetta entró en modo de hibernación para recorrer el tramo más solitario y frío de su viaje, cuando se encontraba a unos 800 millones de kilómetros del Sol, cerca de la órbita de Júpiter. La sonda orientó sus paneles solares hacia el Sol para recibir toda la energía posible y comenzó a rotar lentamente sobre su propio eje para mantener la estabilidad.

La compleja misión también ha incluido el estudio de dos asteroides: Steins, en 2008, y Lutetia en 2010, de quienes ha enviado datos y fotografías.

La nave llegará a su destino en agosto. Primero sobrevolará el cometa y luego lo orbitará, mapeando su superficie con una cámara de una resolución de 10 centímetros. Luego se acercará hasta 10 kilómetros del cometa para que entre en acción el lander Philae, que aterrizará en su superficie en otoño, probablemente en noviembre. Ese será otro momento crítico de la misión.

Como ha explicado Küppers, “la cantidad de gas y su orientación afecta a los instrumentos, por eso debemos planificar con cuidado. Por ahora estamos trabajando en dos tipos de trayectorias, con alta actividad y con baja”.

"Queremos que la misión dure el mayor tiempo posible, hasta finales de 2015", admitió Laurence O’Rourke, compañero de Küppers. Lo más probable es que el Philae se dañe al acercarse al Sol, pero Rosetta se alejará de la órbita para sufrir menos daños.

El Philae se aferrará al cometa con sus tres patas-arpones y empleará un taladro para investigar la composición del cuerpo celeste. La sonda Philae lleva incorporados 9 instrumentos , entre ellos un espectrómetro, un analizador de gases y un magnetómetro

En la fabricación de Rosetta, que porta 11 instrumentos,  han participado varias empresas españolas. Por ejemplo su sistema de guiado fue construido por Crisa (ahora adscrito a Airbus Defence and Space) en 2001. También participaron Sener, Alcatel Espacio y CASA Espacio.

Foto: ESA



Recomendamos

Lo más visto