Europa cierra un importante capítulo de la historia espacial con los ATV
Europa >

Europa cierra un importante capítulo de la historia espacial con los ATV

|

(infoespacial.com) París.- Europa cierra el martes 29 de julio un importante capítulo de su historia espacial al lanzar la quinto y última nave robotizada que lleva suministros esenciales para la Estación Espacial Internacional (ISS).

El Vehículo Automático de Transferencia (ATV) de 20 toneladas de peso, bautizado Georges Lemaître y del tamaño de un autobús de dos pisos, despegará desde Sudamérica con combustible, agua, oxígeno, alimentos, ropas limpias y 50 kilos de café para el consumo de los seis astronautas (tres rusos, dos norteamericanos y un europeo) que giran alrededor de la Tierra.

Llamado como el padre de la teoría del Big Bang de creación del universo, la ATV sigue la estela exitosa de sus cuatro predecesoras enviadas al espacio por la Agencia Espacial Europea (ESA) desde 2008.

"Georges Lemaitre puede ser la última ATV, pero el programa es sólo el primer paso importante en la aventura especial humana de la ESA”, dijo el director de Vuelos Tripulados y Operación de la agencia, Thomas Reiter. “El programa ATV ha ayudado a generar tecnologías claves que servirán como bases sólidas de los futuros esfuerzos humanos de transporte espacial”.

La cápsula presurizada de 10 metros de largo será la ATV más pesada lanzada hasta ahora por un cohete Ariane 5 ES.

El despegue está previsto desde la base de Kourou, en la Guayana Francesa, a las 20:44 hora local del martes, 01:44 hora península española del miércoles.

El carguero porta casi 6,6 toneladas de suministros para el laboratorio especial y sus ocupantes, incluyendo 850 litros de agua potable y tres toneladas de fuel. Parte de ese combustible será utilizado por los motores de la propia ATV para recolocar a la ISS en una órbita superior pues la estación cae hacia la Tierra unos 100 metros al día debido a la resistencia atmosférica.

Café y camisetas antisudor

Muchos de los 1.232 artículos que lleva la aeronave, la más compleja construida en Europa, buscan hacer más confortable la vida a los cosmonautas que pasan seis meses en condiciones duras y de ingravidez.  Por ejemplo, recibirán pudin, zumo de naranja y mango, fideos de queso, hilo dental y especialmente 50 kilos de café para ‘rejuvenecer’ a la tripulación.

Puesto que no hay lavadora en el espacio, la nave traerá ropa interior, calcetines y otras prensas limpias, incluidas unas camisetas hechas con un nuevo tejido antiolores y superagradable llamado Spacetex.

También carga experimentos científicos como el LIRIS, un sensor laser infrarrojo, que tomará lecturas del trayecto para ser usado en el desarrollo de sistemas de navegación que puedan servir para evitar objetivos no cooperativos como asteroides o basura espacial.

Una hora después del despegue, el ATV se separará de la lanzadera y comenzará su vuelo autónomo hacia la ISS, guiado por un rayo láser y con la potencia de sus paneles solares. El 12 de agosto debería acoplarse a la estación a una altura de 400 kilómetros y una velocidad de 28.800 kilómetros por hora.

Cuando acabe su misión, dentro de seis meses, volverá a desacoplarse de la ISS con toneladas de desperdicios y residuos humanos, caerá de su órbita y se autodestruirá contra la atmósfera cayendo sobre una zona deshabitada del Pacífico Sur.

El programa ATV ha formado parte de la contribución contractual de la ESA a la ISS, una iniciativa donde también participa Estados Unidos, Rusia, Japón y Canadá.

Desde que Estados Unidos retiró su programa Shuttle en 2011, el ATV se ha convertido en el carguero más pesado de todos los que suministran a la estación orbital.

En el futuro, el hardware de la ATV será incluido en el diseño de la nave Orion de la NASA, que presumiblemente llevará humanos a la Luna y más allá y que tiene previsto realizar su primer vuelo de prueba en 2017.

Todos los ATVs han tenido nombres de prestigiosos científicos: el Julio Verne fue lanzado en 2008, el Johannes Kepler (2011), el Edoardo Amaldi (2012) y el Albert Einstein (2013).

Toda la operación ha sido hasta ahora un éxito y ha costado 4.200 millones de euros.

La misión de la ATV será realizada por la Progress rusa, y las naves Dragon y Cygnus construidas por dos firmas privadas norteamericanas contratistas de la NASA, Space X y Orbital Sciences.

Foto: ESA



Recomendamos

Lo más visto