¿Está perdiendo Arianespace la batalla de los lanzadores
Europa >

¿Está perdiendo Arianespace la batalla de los lanzadores

|

(infoespacial.com) París.- La industria europea de lanzadores espaciales debe evolucionar rápidamente, impulsada por la repentina llegada al mercado de Space X. El 16 de junio, Airbus y el grupo Safran unieron sus fuerzas, creando una joint venture para "remodelar su negocio de lanzadores espaciales". Es preciso recordar que la decisión la tomaron los dos grandes accionistas de Arianespace, los principales contribuyentes al programa Ariane. Ambas firmas poseen el 41% de la empresa europea. Airbus, por su parte, forma el núcleo duro del programa Ariane mientras que Safran es el proveedor de motores.

El problema de Arianespace es que “no se tomó en serio” la amenaza procedente de Space Exploration Technologies Corp. de Elon Musk -Space X-, según declaró Geneviève Fioraso, viceministra francesa encargada del sector espacial, en la imagen. Los líderes del programa espacial europeo no creían que Space X fuera pronto capaz de lanzar satélites a muy bajo costo. Hoy en día, a Space X le cuesta 60 millones de dólares frente a los 140 millones de euros del Ariane 5.

La fórmula secreta para conseguir estos costes reside en la ayuda que recibe Space X de la NASA. El precio del cohete de Space X es de aproximadamente 140 millones de dólares; sin embargo, el lanzamiento se vende a 60 millones de dólares a clientes extranjeros, y a 130 millones a la NASA, según desveló el diario económico francés La Tribune.

Para hacer frente a este reto, la compañía europea buscó primero bajar los costes mientras Airbus cortaba un 30% (reduciendo el precio de cada tonelada puesta en órbita en un 50%) en los últimos 18 lanzadores Ariane 5. La joint venture con Safran es otra forma de reducir gastos mediante la racionalización del proceso de producción.

Estos esfuerzos intentan llenar el vacío actual hasta que la producción de un nuevo modelo de Ariane sea capaz de competir con el Falcon 9 de Space X. El futuro lanzador, el Ariane 6,  tendrá que costar un máximo de 70 millones de euros por lanzamiento. En noviembre de 2012, en el Consejo de la Agencia Espacial Europea (ESA) celebrado en Nápoles, se congeló su diseño. Se suponía que iba a ser un cohete tipo PPH con 2 etapas de combustible sólido y una con hidro-oxígeno.

El 18 de junio, Safran y Airbus hicieron una contrapropuesta a la ESA. Propusieron, en una primera fase, modernizar el actual Ariane 5, y luego producir dos tipos de Ariane 6. La nueva versión del Ariane 5, llamada Ariane 5 ME, será capaz de lanzar dos satélites pesados frente a la versión actual que sólo puede poner en órbita uno pesado junto a uno pequeño.

El futuro Ariane 6 tendría dos versiones: una ligera, el Ariane 6.1. capaz de enviar satélites inferiores a 4 toneladas; y una pesada, el Ariane 6.2. capaz de enviar satélites de hasta 8,5 toneladas. De acuerdo a las estimaciones, el primero sería comercializado por 70 millones de euros en 2019; y el segundo, por 80-85 millones de euros.

De acuerdo con la industria, esta nueva oferta sería más flexible que la anterior. Es lo que los operadores europeos están precisamente buscando, según una declaración conjunta. Además, permitiría “mantener la continuidad industrial”, dijo una fuente a la  revista francesa Challenge. El nuevo cohete utilizaría una nueva versión del motor Vulcain que actualmente se usa en el Ariane 5, así como la misma plataforma de lanzamiento.

Sin embargo, este nuevo proyecto, presentado en una reunión ministerial informal de la ESA, fue recibido con escepticismo. Geneviève Fioraso cree que no reúne los objetivos financieros, las compañías esperan un presupuesto de 2.000 millones de euros para el desarrollo de este programa. Además, los ingenieros de la ESA estiman que la carga útil de la versión pesada del Ariane 6 está sobredimensionada en 1,7 toneladas.

En cualquier caso, la propuesta es la base de una negociación entre las instituciones europeas y la industria. La decisión sobre el futuro de Arianespace se tomará en el Consejo de la ESA que se celebrará en Luxemburgo en diciembre de este año.

Foto: Wikipedia



Recomendamos

Lo más visto