Boeing gana un concurso para lanzar microsatélites desde un F-15
Estados Unidos >

Boeing gana un concurso para lanzar microsatélites desde un F-15

|

(infoespacial.com) Madrid.- Boeing ha ganado un concurso del Departamento de Defensa de EEUU para poner en órbita microsatélites desde un caza F-15E. El contrato, de 30,6 millones de dólares y 11 meses de duración, se concreta en el diseño de un vehículo lanzadera diseñado por Phantom Works Advanced Space Exploration para la agencia gubernamental norteamericana de investigación militar DARPA. El artefacto tiene forma de misil, mide unos siete metros de largo y ha sido bautizado como Airborne Launch Assist Space Access o ALASA.

El acuerdo suscrito entre Boeing y la Defense Advanced Research Projects Agency (DARPA) pretende comprobar si este sistema puede ahorrar hasta un 66% del coste de lanzar satélites de reducidas dimensiones y peso. El concepto del ALASA, según explica DARPA, emplea “avances radicales” en los sistemas de lanzamiento en comparación con los actuales que se utilizan en misiones científicas, comerciales o militares.

Los cohetes de hoy en día están diseñados con una serie de etapas o fases, normalmente tres; cada etapa tiene su propio motor y tanques de combustible. La primera etapa está abajo y suele ser la más grande; a medida que las etapas se colocan encima una sobre otra pierden normalmente tamaño. La idea de Boeing va más allá y cambia el concepto. “Cuando se sueltan todas esas etapas, se desprenden también con ellas sus motores y tanques. Nosotros hemos desarrollado un diseño con un coste más eficaz moviendo los motores hacia adelante en el vehículo lanzadera. Con nuestro diseño, la primera y la segunda fases son propulsadas por los mismos motores, lo que reduce el peso y la complejidad”, explica Steve Johnston, director de Advanced Space Exploration.

El ALASA se adhiere a la parte inferior de una aeronave F-15E. Cuando el caza llega a  los 40.000 pies de altitud, el vehículo se desprende, activa sus cuatro motores para alcanzar una órbita baja para desplegar uno o más microsatélites con un peso máximo de 45 kilos.

Si bien el sistema de propulsión es innovador, no lo es la idea de emplear un avión para lanzar satélites al espacio. Ya lo hicieron los rusos y los kazajos en los años 90 con el proyecto Ishin y un caza MiG 31, un diseño que finalmente no se hizo operativo.

Foto. Boeing



Recomendamos

Lo más visto