Dos nanosatélites españoles al espacio
España >

Dos nanosatélites españoles al espacio

|

(infoespacial.com) Madrid.- A las 8:10 hora española del día 21, el lanzador ruso Dnepr disparado desde la base de Yasny ponía en órbita, entre otros, dos nanosatélites españoles: el OPTOS, desarrollado en el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), y el Humsat-D de la Universidad de Vigo.

OPTOS, cuyas primeras señales se recibieron por la tarde, es un proyecto de i+D que abre una nueva línea de desarrollo de nanosatélites dentro del programa de Pequeños Satélites del INTA, organismo de investigación del Ministerio de Defensa. Los objetivos de esta primera misión son calificar el demostrador tecnológico y realizar experimentos en tres campos: magnetismo, óptica y radiación.

El grupo de trabajo encargado del desarrollo está constituido por personal de los diversos Departamentos del INTA, tanto en su parte de gestión e ingeniería de sistemas, como en la parte de desarrollos tecnológicos de plataforma y cargas útiles.

También se ha contado con la colaboración puntual de algunas empresas del sector; en concreto, Thales Alenia Space, SENER y TTI Norte.

OPTOS sigue el estándar CubeSAT de 3 Unidades (dimensiones: 10 x 10 x 34,5 cm; peso: 3,8 kg). Con este desarrollo se ha conseguido integrar un amplio número de experimentos científicos y subsistemas novedosos y tecnológicamente avanzados dentro de una plataforma de dimensiones muy reducidas. El resultado final, según el INTA, es uno de los satélites cubesat más avanzados a nivel mundial que se ha realizado hasta el momento.

Esta configuración permite dar un acceso rápido, de bajo coste y fiable al espacio y proporciona una amplia capacidad de experimentación en vuelo en muy diversos campos. Además, integra soluciones novedosas, como la estructura de fibra de carbono, la gestión de datos distribuida y las comunicaciones ópticas inalámbricas.

En la primera misión se incluyen cuatro experimentos:

• APIS: cámara sin control térmico activo capaz de tomar imágenes pancromáticas con una resolución de 200 m, en un rango de temperaturas de ±20º C.

• ODM: medidor de dosis total acumulada, basado en sensores RadFET, que permite conocer la radiación a la que está sometida la electrónica que conforma diferentes partes del satélite.

• GMR: permite validar en vuelo un diseño de sensor magnético en el rango de 100 µT, basado en el uso de magneto-resistencias gigantes.

• FIBOS: medidor de temperatura mediante el uso de redes de Bragg grabadas en el núcleo de una fibra óptica.

Con anterioridad a su lanzamiento al espacio, a finales de noviembre, se ha llevado a cabo un ensayo de misión (Mission Simulation Test), con el objetivo de probar el sistema completo, segmento terreno y segmento vuelo, simulando el entorno y las condiciones reales que encontrará el satélite una vez puesto en órbita. Tras él ha tenido lugar la calificación ambiental final, que incluye termo-vacío, vibración y ensayos magnéticos.

HumSat-D

Por su parte, la Universidad de Vigo ha puesto en órbita este jueves su segundo satélite artificial, el Humsat-D, que ha sido lanzado al espacio integrado en un satélite nodriza. El lanzamiento fue un éxito y, a las 11.26 horas de la mañana, el grupo de investigadores encargado del proyecto recibía las primeras señales del nanosatélite.

El Humsat-D es un satélite demostrador, el primero que pone en el espacio la ONU, que pretende evaluar la viabilidad del proyecto ‘Humsat’, una iniciativa liderada por la Universidade de Vigo, en la que participan instituciones académicas de varios países y que cuenta también con respaldo de la Agencia Espacial Europea.

Este proyecto pretende la puesta en órbita de una constelación de nanosatélites que transmitirán datos a sensores y estaciones de tierra, con la finalidad, entre otros objetivos, de facilitar las comunicaciones en zonas con infraestructuras precarias, principalmente en países emergentes.

El coordinador del grupo de trabajo de la Universidad de Vigo encargado del diseño, construcción y lanzamiento de los nanosatélites, Fernando Aguado, ha explicado que, una vez puesto en órbita, el Humsat-D pasará por varias fases en las que se realizarán labores de recepción de datos, calibrado de tecnología, y pruebas con sensores.

En cualquier caso, ha avanzado que las primeras señales recibidas por los investigadores evidencian que "todos los subsistemas funcionan perfectamente".

El vicerrector de Transferencia del Conocimiento de la Universidad, José Antonio Vilán, destacó que el lanzamiento de este jueves demuestra que el éxito del Xatcobeo (lanzado en febrero de 2012 y que sigue enviando datos desde el espacio) "no fue una casualidad". "Demostramos que sabemos hacer las cosas", ha apuntado.

El rector vigués, Salustiano Mato, ha destacado que la Universidad de Vigo, "con el aval de la experiencia previa", está preparado para "dar el salto a los satélites comerciales" y a "proyectos de alto nivel", en busca, no sólo de resultados académicos o de investigación, sino también económicos y de desarrollo social.

Además, Mato ha recordado que la institución viguesa pondrá pronto en marcha su primera 'spin off' aeroespacial y que Vigo se ha convertido "en un centro de conocimiento" con alto valor "geoestratégico".

"Ya tenemos dos satélites en órbita y operativos, cualquier empresa u organismo puede confiar en nosotros para el desarrollo de un satélite comercial", ha apuntado Vilán, quien ha lamentado que estos proyectos pioneros están encontrando más apoyo y reconocimiento "fuera", que por las propias administraciones y organismos gallegos y españoles. "Esperamos que esto sirva para que nos aprecien más", ha señalado.

Tercer satélite

Por otra parte, tanto el rector como el vicerrector han confirmado que se encuentran avanzados los preparativos para lanzar, a mediados del 2014, el tercer nanosatélite con firma viguesa, el Femtoxat, una unidad más pequeña y económica que será un "repetidor de la constelación Humsat".

Los primeros prototipos ya han sido construidos y el grupo liderado por Fernando Aguado ha diseñado ya la estructura definitiva de ese nuevo satélite, que está siendo sintetizada en Valencia.

El Humsat-D tiene unas dimensiones de 10x10x10 centímetros y unos 850 gramos de peso. Su vida útil garantizada es de un año, aunque puede orbitar durante mucho más tiempo y seguir transmitiendo con eficacia, hasta que vuelva a reingresar en la atmósfera (dentro de 20 ó 25 años).

Este satélite, cuyo presupuesto ha sido de unos 600.000 euros, recorrerá una órbita circular constante a una altura de unos 700 kilómetros de la Tierra. Los datos que emite son recibidos y analizados por el grupo de trabajo coordinado por Fernando Aguado en la Escuela de Ingeniería de Telecomunicación.

La agrupación aeroespacial de la Universidad de Vigo está formada por 60 doctores profesores, 70 estudiantes graduados en el campo aeroespacial y 15 ingenieros.



Recomendamos

Lo más visto