ESA prueba Seeker, un rover automático de exploración marciana
Europa >

ESA prueba Seeker, un rover automático de exploración marciana

Seeker cropped1
|

(infoespacial.com) Bruselas.- La Agencia Espacial Europea (ESA) acaba de probar Seeker, un vehículo de exploración que espera sea capaz de desplazarse de forma autónoma por la superficie de Marte hasta 6 kilómetros, incluyendo la vuelta al lugar de salida.

“El reto consistía en demostrar cómo un rover de exploración planetaria – equipado con un programa de última generación que le permite tomar decisiones y navegar de forma completamente autónoma – era capaz de realizar una travesía de 6 km en un entorno similar a la superficie de Marte y regresar al punto de partida”, explica Gianfranco Visentin, uno de los ingeniero que ha participado en las pruebas del rover, probado durante el mes de mayo en el desierto chileno de Atacama, un 'entorno marciano', o al menos el más parecido al marciano que en la Tierra se puede encontrar.

El equipo tenía como objetivo fijar su posición sobre un mapa con una precisión de un metro. Para ello, Seeker utilizó un sistema de visión estereoscópica que le permitía cartografiar su entorno, evaluar cuánto se había desplazado, y planificar su ruta evitando cualquier posible obstáculo.

“Al no disponer de un sistema equivalente a GPS en Marte, el rover sólo puede determinar cuánto se ha desplazado con respecto al punto de partida. Los errores de esta ‘navegación por estima’ se van acumulando con el tiempo hasta alcanzar niveles de incertidumbre inaceptables”, detalla Visentin.

Dos semanas han tenido los expertos de la ESA para probar su invento. Dos semanas durante las cuales los técnicos observaban cómo el rover se perdía de vista en el desierto, manteniendo sólo el contacto por radio hasta llegar el último día, el elegido para programar un viaje de ida y vuelta de 6 km.

“Esta prueba le iba a llevar todo el día, porque la velocidad máxima que puede alcanzar el rover es de 0.9 km/h. Pero tuvimos un día bastante inusual. Los vientos del desierto, que normalmente ayudan a soportar el intenso calor, se apaciguaron de repente”, recuerda Visentin.

“Conseguimos completar 5.1 km, un poco menos de nuestro objetivo, pero de todas formas un excelente resultado teniendo en cuenta las características del terreno, los fuertes cambios en las condiciones lumínicas y, sobre todo, el hecho de que se trataba del primer ensayo a gran escala de un rover de la ESA – aunque por supuesto, no será el último”, comentó.

Para el experto, el gran reto tras ExoMars será abordar las misiones que le sucedan, proyectos durante los cuales se deberán realizar travesías diarias de cinco a diez veces más largas: “El rover ExoMars de la ESA, previsto para aterrizar en Marte en el año 2018, tendrá un nivel de autonomía sin precedentes".

"No obstante, no recorrerá más de 150 metros cada día marciano, y no mucho más de 3 km en toda su misión. A medida que aumenta la distancia recorrida, el rover va perdiendo la noción de dónde se encuentra”, subrayó.

Imagen: Agencia Espacial Europea (ESA)



Recomendamos

Lo más visto