El nuevo código espacial europeo de buenas prácticas provoca las críticas del Senado norteamericano
Mundo >

El nuevo código espacial europeo de buenas prácticas provoca las críticas del Senado norteamericano

|

(infoespacial.com) Juan Pons.- El “Código de buena conducta para el conjunto de las actividades espaciales” recién aprobado por el Consejo de la Unión Europea refuerza las garantías de utilización pacífica del espacio. Sin embargo, aunque cuenta con el apoyo verbal de la administración Obama, ha encontrado el rechazo del Senado de Estados Unidos.

El Código europeo es una iniciativa de Bruselas, que aspira a incrementar las medidas de transparencia entre los países con capacidad de acceso al espacio, busca mejorar la seguridad de las actividades que se llevan a cabo en el espacio exterior y pretende seguir evitando la militarización del cosmos.

Elaborado bajo el marco de la política espacial europea, el Código de buena conducta concebido por Bruselas refuerza el Tratado del espacio extra-atmosférico, que se remonta nada menos que a 1967. Al mismo tiempo, pone en marcha medidas de confianza entre los países que ya tienen intereses espaciales y aquellos otros que puedan tenerlos en el futuro, como es el caso de Bolivia, Colombia, Chile, México, Perú o Venezuela.

Una de las novedades que contiene es que obliga a los estados firmantes a desarrollar políticas que reduzcan la posibilidad de generar basura espacial. Para ello, exige a los países y agencias espaciales, por ejemplo, a que establezcan procedimientos para evitar colisiones entre plataformas espaciales.

Además, el documento elaborado por Bruselas exige aumentar la seguridad de las reparaciones en órbita de satélites y telescopios espaciales. También hace hincapié en la mejora de las operaciones de atraque de las naves de reabastecimiento logístico de los complejos orbitales, por lo que tiene una directa vinculación con la Estación Espacial Internacional (ISS) y el aprovisionamiento que realiza periódicamente la nave automática de carga europea ATV.

En el marco de la desmilitarización del espacio, el Código exige que los estados y organizaciones espaciales se abstengan de llevar a cabo actos de agresión deliberados,  tanto de forma directa como indirecta, que provoquen daños o la destrucción de ingenios espaciales. Las únicas excepciones que se contemplan son las relacionadas con la reducción de los desechos espaciales o con la legítima defensa.

Críticas del Senado

En su redacción preliminar, la iniciativa europea contó con el plácet de la administración Obama. Sin embargo, una vez aprobada por el Consejo de la Unión Europea, ha recibido las críticas del Senado, lo que ha provocado que la Casa Blanca haya declinado firmar el Código, a pesar de que ha anunciado que está dispuesta a cumplirlo.

La oposición norteamericana sabe que Europa busca prevenir una carrera de armamento en el espacio, pero se opone a que dicho Código limite las posibilidades de Estados Unidos de desarrollar y emplear nuevas tecnologías espaciales de doble uso.

Los líderes republicanos consideran que Estados Unidos asume responsabilidades de carácter global, lo que en algún momento puede exigirles tener que tomar medidas de carácter militar desde el espacio. En cambio, el viejo continente ?Bruselas, en concreto? no asume dichas responsabilidades, aseguran.

Las críticas al Código se centran en dos aspectos principales. En primer lugar, por sumarse a un pacto europeo que va a contar con la adhesión de Rusia y China, sus directos rivales en el espacio, que pueden establecer una alianza en el campo espacial con el beneplácito de Europea, pero en detrimento del poder de Estados Unidos. En segundo término, por admitir actividades espaciales militares solamente por razones imperativas de seguridad.

Pero existe una tercera razón que exaspera a la oposición, y es que el presidente abuse de sus prerrogativas. Le exigen a Obama que no intente eludir el papel constitucional del Senado, uno de cuyos papeles es asumir los tratados internacionales a los que se compromete ejecutivo, y que el Código europeo sea debatido en la Cámara Alta de la Unión.

Foto: NASA



Recomendamos

Lo más visto