J. Clos (Summit): ​"Es indispensable que España participe en el nuevo tejido europeo aeroespacial y de defensa"
Industria >
Entrevista

J. Clos (Summit): ​"Es indispensable que España participe en el nuevo tejido europeo aeroespacial y de defensa"

“El Space & Defense Industry Sevilla Summit será una conversación de amplio calado ante el actual contexto y las nuevas amenazas”
|

Joan Clos es el comisionado del Space & Defense Industry Sevilla Summit 2022. Con una amplia carrera en el servicio público y la diplomacia, ha sido subsecretario general de la ONU y director ejecutivo de ONU-Hábitat (2010-2017), así como secretario general de la conferencia Hábitat III, desde donde lideró proyectos como la elaboración de la Nueva Agenda Urbana, recibiendo la medalla Jane Jacobs de la Fundación Rockefeller por su labor para la promoción de ciudades sostenibles, resilientes y prósperas.

Previamente, fue alcalde de Barcelona entre 1997 y 2006, etapa en la que recibió el Premio de Honor de ONU-Hábitat. Entre 2006 y 2008, fue ministro de Industria, Turismo y Comercio del Gobierno de España, y de 2008 al 2010 ocupó el cargo de embajador español en Turquía y Azerbaiyán.

Asimismo, ha sido presidente de la red internacional Metrópolis (1998), presidente del Comité Asesor de las Naciones Unidas para Autoridades Locales (2000-2007) y miembro del Consejo de Municipios y Regiones de Europa (1997-2003), entre otros cargos destacables.

Médico de formación, también presidió la Sociedad Española de Epidemiología, de la que es miembro fundador, y la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria.

Ante la actual coyuntura, ¿qué deben hacer las industrias aeroespacial y de defensa españolas?

Nos encontramos ante un nuevo escenario global surgido del conflicto bélico entre Ucrania y Rusia, y donde aún persisten otros retos, como la pandemia de la Covid-19 y el cambio climático. Estamos, por tanto, ante una coyuntura crucial, donde lo prioritario para la industria española es participar al más alto nivel posible en los grandes proyectos comunes europeos.

¿El sector está preparado?

Tenemos un sector que ha crecido y madurado a excelente nivel en los últimos 10-15 años y que nos permite asumir cotas de contratación y papeles cada vez más relevantes junto a nuestros aliados. Estamos viendo grandes alianzas a nivel nacional, como la que han establecido Escribano, Santa Bárbara, SAPA e Indra para construir el vehículo 8x8 Dragón. En el sector del espacio tenemos el ejemplo de Caramuel, la primera misión satelital en órbita geoestacionaria orientada a comunicaciones cuánticas, que cuenta con el respaldo de un grupo de empresas y organismos españoles de gran relevancia internacional, liderados por Hispasat. Del mismo modo, cabe destacar la participación española en el programa europeo Copernicus para la observación satelital de la Tierra. Si nos centramos en el ámbito de la defensa, podemos citar el ambicioso programa FCAS, desarollado conjuntamente por la industria de Alemania, Francia y España. Y todo esto, sin olvidar que hemos celebrado en Madrid la cumbre de la OTAN este mismo año. En suma, pese al nuevo panorama geopolítico cambiante, más inestable y polarizado, yo diría que estamos bien posicionados y con gran potencial para seguir creciendo y ampliando nuestros horizontes.

¿Qué pueden aportar los proyectos comunes europeos a la industria nacional?

De entrada, hemos de ser conscientes de que durante este último año ha surgido la necesidad de repensar el modelo europeo de seguridad, y en este sentido, ya se han puesto en marcha actuaciones, inversiones y un mayor trabajo asociativo, con el fin de garantizar la seguridad de los ciudadanos y nuestras democracias. Más que nunca, nos encontramos ante el reto de aplicar soluciones comunes y, en este sentido, vemos cómo ya se están desarrollando los futuros sistemas aéreos de combate, las plataformas navales de alto nivel, los carros de combate de nueva generación y las capacidades de observación y de apoyo espaciales. Todo ello, con el fin de llevar a cabo misiones y operaciones conjuntas, pero al mismo tiempo, también para desarrollar los soportes de carácter estratégico.

¿Es importante que España esté ahí?

Es indispensable que España participe al máximo nivel en ese nuevo tejido industrial y tecnológico europeo, porque en las próximas décadas no habrá otra vía para el fortalecimiento en los ámbitos aeroespacial y de defensa. Nuestro país ganará mucho en capacidad de innovación, irradiándola además hacia otros sectores afines, como telecomunicaciones o big data, en los que también contamos con empresas de muy alto nivel. Esperamos, asimismo, alcanzar una colaboración público-privada más fluida, un mayor impulso en I+D+i, una gestión más eficiente del talento y una mayor especialización y capacitación de los jóvenes a nivel formativo.

¿Cómo está la inversión en Defensa en Europa?

El gasto en Defensa de los países de la Unión Europea se ha incrementado notablemente desde el comienzo de la Guerra de Ucrania, y ya se alcanza el 2% del PIB en la mayoría de los casos. Los europeos gastamos casi 180.000 millones de euros al año, casi el triple que Rusia. Alemania anunció en 2022 una partida de 100.000 millones de euros dedicados exclusivamente a mejorar su ejército. Con esta medida, han pasado de gastar 51.000 millones de euros en Defensa en 2020 (1,54% del PIB) a superar con creces el objetivo del 2% establecido por la OTAN. Los británicos, por su parte, destinan un 2,25% del total de su PIB para gastos relacionados con la Defensa. Esto supone unos 54.000 millones de euros al año, alrededor de 811 euros por ciudadano. Los franceses ya superan por poco el objetivo propuesto del PIB, con un 2,02%, gastando unos 46.000 millones de euros al año. Italia se sitúa muy por debajo. Con unos 22.400 millones de euros anuales, que representan un 1,34% de su Producto Interior Bruto.

¿En qué punto está España?

España se ha comprometido a alcanzar el 2% del PIB de gasto en área militar, es decir, a duplicar las cifras actuales, ya que, en 2022, el presupuesto de España en Defensa asciende a 13.203 millones por todos los conceptos, según la OTAN, lo que representa el 1,01 % del PIB. Del total del gasto militar mundial, España aporta solamente el 0.9%, una cifra aun alejada de otros países de nuestro entorno.

¿Qué suponen los sectores Aeroespacial y Defensa dentro del conjunto de la economía nacional?

De acuerdo con un informe de KPMG elaborado para la Asociación Española de Empresas Tecnológicas de Defensa, Seguridad y Espacio (Tedae), las industrias involucradas estos sectores aportaron 16.500 millones de euros al PIB de España en 2020, el 1,5% del total. De dicha cifra, 9.805 millones correspondieron a actividades no vinculadas a la defensa y los restantes 6.654 millones a las actividades estrictamente de defensa. En cuanto al empleo, se ocuparon directa o indirectamente 193.000 personas en España, de las cuales 80.000 lo hicieron en la industria de defensa. El salario medio bruto de los empleos directos fue un 82% superior a la media española global y se generan 1.900 millones de euros en I+D+i para el conjunto de la economía española. Pero más allá de las cifras, es también indispensable recordar que nos hallamos ante sectores estratégicos para la economía española, pues aportan riqueza, fomentan el desarrollo tecnológico, crean empleo de calidad y brindan seguridad y bienestar a los ciudadanos, además de mejorar la competitividad y el posicionamiento de nuestro país dentro del continente europeo.

En este contexto llega el Space & Defense Industry Sevilla Summit 2022.

Desde el Space & Defense Industry Sevilla Summit 2022 consideramos que es necesaria una conversación de amplio calado ante este nuevo contexto y nuevas amenazas y así la proponemos bajo el título ‘Espacio, Seguridad y Defensa: capacidades industriales y tecnológicas’. Entre los objetivos concretos del Summit, destacaría potenciar las posibilidades de la industria española aeroespacial, de seguridad y defensa en el escenario internacional; sensibilizar a la sociedad ante los cambios geopolíticos y de seguridad; fomentar la innovación industrial y la tecnología; identificar todos los ámbitos y mercados con amplio potencial de crecimiento; promover una percepción industrial y tecnológica de España y su valor como nación; e por supuesto, definir riesgos y amenazas, impulsando un debate que contribuya a la paz.

¿Qué y quienes son el Summit 2022?

El Space & Defense Industry Sevilla Summit 2022 tiene una duración de dos días (22 y 23 de noviembre de 2022). Es una una iniciativa coorganizada por Fibes Sevilla y el Ayuntamiento hispalense, pero también contamos con un amplio respaldo del sector privado. Nuestro colaborador estratégico es Escribano Mechanical & Engineering; como socios globales tenemos a Hispasat, Hisdesat, Indra y GMV y como patrocinadores a Navantia, SAPA, Tecnobit y GDELS-Santa Bárbara Sistemas. Sin ellos, y especialmente son el importante apoyo de Grupo Escribano, no serían posibles estas dos jornadas de análisis.

¿De qué se hablará?

Los bloques temáticos principales del Summit serán la defensa como garante de la seguridad colectiva en los países democráticos; las capacidades de la industria europea asociada a la seguridad; el Espacio como eje de desarrollo de la humanidad; la tecnología como vector del proceso de cambio en Defensa y Espacio; la apuesta por la innovación, investigación e inversión tecnológica; la ciberseguridad; las potencialidades y vulnerabilidades; el compromiso de la industria y tecnología española en materia de defensa y, asimismo, la incorporación de la visión de la mujer en el sector de la defensa, espacio y desarrollo tecnológico.

El Summit será durante dos días el centro de todas las miradas al reunir a alguna de las mayores autoridades del sector.

Se trata de máximos responsables institucionales del sector, tanto del ámbito público como privado, destacando entre los ya confirmados a María Amparo Valcarce, secretaria de Estado de Defensa (Sedef); Raül Blanco, secretario general de Industria y de la Pyme; y Antonio Muñoz, alcalde de Sevilla y presidente del Summit. Asimismo, sobresalen también Ángel Escribano, presidente de Escribano Mechanical & Engineering; Jordi Hereu, presidente de Hispasat; y Jesús Serrano, director general de GMV. Junto a ellos, Joseph Ourghoulian, fundador de Amber Capital; Soraya Sáenz de Santamaría, socia de Cuatrecasas y exvicepresidenta del Gobierno; Timo Pesonen, director general de Industria de Defensa y Espacio de la Comisión Europea; general Miguel Ángel Ballesteros, director del Departamento de Seguridad Nacional del Gabinete de la Presidencia del Gobierno de España; Miguel Belló, comisionado para el Perte Aeroespacial del Ministerio de Ciencia e Innovación; contralmirante Fernando Poole, jefe de Sistemas Satelitales y de Ciberdefensa de la SDG Programas (DGAM) del Ministerio de Defensa; Joaquín Rodríguez, director general de Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (Catec); teniente coronel Luis Jiménez, subdirector general, del Centro Criptológico Nacional del Ministerio de Defensa; general Rafael García Hernández, comandante del Mando Conjunto del Ciberespacio (MCCE) del Ministerio de Defensa; Luis Mayo, director general de TESS Defence; Fernando Mato, director general de Sistemas de Misiles de España (SMS); Antonio Gómez-Guillamón, presidente de la Comisión de Industria Aeroespacial (CEA) y CEO de Aertec Solutions; general Patricia Ortega, secretaria general del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA); y Mariella Graziano, directora de Estrategia y Desarrollo de Negocio de Ciencia, Exploración y Lanzadores de GMV, entre muchos otros ponentes.

Además de ser sede del Summit, Sevilla se ha postulado para acoger la nueva Agencia Espacial española, ¿qué puede aportar este organismo al sector?

Evidentemente, es muy positivo que nuestro país estructure la gobernanza en el ámbito del Espacio y que establezca un organismo específico para ello, como ya existe en otros países. La nueva agencia hará también más ágiles la comunicación y las relaciones con la ESA y, en este sentido, cabe esperar un impulso positivo tanto para los proyectos ya en marcha como para los futuros. Respecto a las candidaturas, todas ellas cumplen los requisitos, muy lógicos, planteados por el Gobierno y valoro muy positivamente las diferentes ciudades candidatas. Todas las aspirantes cuentan con argumentos de peso y la elección final no será fácil. Estoy seguro de que esta competencia redundará en beneficio de todos, haciendo posible un mayor progreso mutuo e impulsado la cooperación entre los distintos centros industriales por todo el país.

Todas las candidatas tienen sus valores, pero Sevilla…

Naturalmente, desde el Summit, teniendo en cuenta que Sevilla es nuestra sede, no podemos ocultar cierta predilección por la capital andaluza. De hecho, me gustaría resaltar que Sevilla es el marco ideal para acoger el Summit que va a ser la necesaria conversación general que nuestro país reclama sobre el desarrollo del Espacio y la Defensa. Ambos son un servicio público de primer nivel, algo que en ocasiones no se percibe correctamente, pese a que garantizan y constituyen un soporte indispensable para el buen desempeño y libertad de nuestras democracias. Les emplazo a todos a seguir el Summit los próximos días 22 y 23 de noviembre de 2022, en Sevilla. 



Recomendamos

Lo más visto