menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Los restos de Phobos-Grunt se estima que caerán el 15 de enero

05/01/2012

(infoespacial.com) Moscú.-Los fragmentos de la sonda rusa Phobos-Grunt, que quedó atascada en la órbita terrestre sin poder iniciar el transito hacia Marte, se espera que caigan sobre la Tierra el 15 de enero, según informó Alexéi Zolotujin, portavoz de las Fuerzas Espaciales.

No obstante el portavoz indicó a la agencia Interfax que “la fecha precisa puede cambiar por factores externos".?

El anuncio se hizo en función de las observaciones del Centro General de Reconocimiento Espacial (CGRE) del Ministerio de Defensa ruso que vigila de forma continuada los parámetros de la órbita de la nave.

A finales de diciembre, la agencia aeroespacial rusa Roscosmos informó que entre veinte y treinta fragmentos de la estación Phobos-Grunt, con un peso total de unos 200 kilos, pueden no destruirse en la reentrada en la atmósfera de la sonda y chocar contra la Tierra.

La Phobos-Grunt lanzada el pasado 9 de noviembre, debía cumplir una misión de 34 meses que incluía el vuelo a Fobos, una de las dos lunas de Marte, el descenso en su superficie y, finalmente, el retorno a la Tierra de una cápsula con muestras del suelo del satélite marciano.?

El proyecto, con un coste de 5.000 millones de rublos (unos 170 millones de dólares), tenía como objetivo estudiar la materia inicial del sistema solar y ayudar a explicar el origen de Fobos y Deimos, la segunda luna marciana, así como de los demás satélites naturales en el sistema solar.

Por razones aún no totalmente explicadas, algunos fallos de los ordenadores a bordo hicieron que no se produjeran algunos encendidos de los motores de la nave, que debían sacarla de una órbita terrestre de transferencia y lanzarla hacia Marte.

La nave permaneció ilocalizada durante varios días y sin responder a las transmisiones desde Tierra. Aunque luego pudo ser localizada, no se ha logrado que responda a las ordenes. Mientras ha ido descendiendo hacia la superficie terrestre.

Materiales peligrosos

Una gran parte de la mole del Phobos-Grunt está compuesto por UDMH, un combustible tóxico de cohete, abreviatura de dimetilhidrazina asimétrica y tetróxido de nitrógeno.

Este propulsor se reservaba para el viaje de Phobos-Grunt a Marte, y el fracaso de la nave para salir de la órbita de la Tierra significa que el combustible está todavía a bordo y que podría comenzar a derramarse. De acuerdo con Roscosmos, la sonda lleva alrededor de 7,5 toneladas de UDMH.

La sonda también transporta material radiactivo, cobalto-57, en uno de los instrumentos científicos a bordo (Espectrómetro Mössbauer), aunque la cantidad contenida en el dispositivo es inferior a 10 microgramos.

Se espera que ambos materiales peligrosos se quemen en la reentrada en la atmósfera.

El material de la nave que parece que sobrevivirá a la caída, precisamente por tener condiciones ignífugas, es principalmente la cápsula de la sonda de retorno de muestras, que tiene una capa de protección térmica.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje