El UPMSat-2, lanzado con éxito
España >

El UPMSat-2, lanzado con éxito

Lanzamiento del UPMSat-2 a bordo del cohete Vega VV16. Foto ESA
|

El satélite UPMSat-2 de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) ha sido lanzado con éxito, a bordo de un cohete Vega de Arianespace, desde el Centro Espacial de la Guayana Francesa. El UPMSat-2 tiene dos objetivos: el primero, contribuir a la formación de los estudiantes de la UPM y, el segundo, la demostración tecnológica en órbita.

El lanzamiento se realizó esta madrugada (hora española), en lo que fue el debut del nuevo dispensador SSMS para viajes compartidos de la Agencia Espacial Europea (ESA), que en esta oportunidad transportó más de 50 nanosatélites. El despegue debió retrasarse un día debido al paso de un tifón por Corea del Sur, donde se ubica una de las estaciones de telemetría que siguen el despegue.

El sistema de la universidad madrileña se configura como una plataforma espacial de bajo coste para la comprobación de los equipos que alberga en su interior (calificación en órbita) y que en la mayoría de los casos suponen un punto de partida para la comercialización de innovaciones tecnológicas de empresas españolas.

Entre los experimentos que alberga el satélite destacan un conmutador térmico miniaturizado de IberEspacio, un magnetómetro experimental de alta sensibilidad diseñado por Bartington y un equipo de monitorización de los efectos de la radiación desarrollado por Tecnobit y Strast.

El nanosatélite español presenta un peso de alrededor de 50 kilos y una vida útil de dos años. Su construcción se llevó a cabo a lo largo de siete años y en el proceso colaboraron 70 estudiantes de la UPM.

El UPMSat-2 orbitará la Tierra a una velocidad de 7 kilómetros por segundo, a una altitud aproximada de 500 kilómetros, y las comunicaciones se realizarán desde la estación de seguimiento ubicada en el campus universitario de Montegancedo (Madrid).

Varios retrasos

 

Originalmente, la puesta en órbita del sistema estaba prevista para septiembre de 2019, pero un fallo del lanzador Vega obligó a reprogramar el lanzamiento para marzo de este año.

Sin embargo, la universidad madrileña vio frustrado nuevamente el despegue de su sistema debido a la pandemia del coronavirus y las consecuentes medidas de aislamiento y restricciones de movimiento.

Retomadas las actividades en el centro espacial de Kurú, el lanzamiento se fijó para el 19 de junio, pero una vez más fue suspendido, en esta oportunidad por condiciones atmosféricas adversas. 

De esta forma, el UPMSat-2 permaneció en configuración de vuelo en el centro espacial, con todas las revisiones hechas y a falta de integrarse en la parte alta del lanzador y realizar la carga final de la batería.

El equipo científico español no pudo estar presente al momento de llevarse a cabo estas operaciones, a causa de la imposibilidad de viajar a la Guayana Francesa, pero las monitorizó a distancia y en tiempo real desde España, para garantizar que se llevasen a cabo correctamente.

¡Participa con tus comentarios en esta notica!

 



Recomendamos

Lo más visto