La misión Dragon regresa a la Tierra desde ls ISS
Estados Unidos >

La misión Dragon regresa a la Tierra desde ls ISS

|

(infoespacial.com) Houston.- Cargada con muestras científicas refrigeradas, hardware de trajes espaciales y otro instrumental procedente de la Estación Espacial Internacional (ISS), la nave comercial Dragon operada por SpaceX ha concluido su misión de 30 días de duración con un amerizaje con paracaídas en el Océano Pacífico.

El capítulo final de la misión de la nave carguero automático empezó el domingo 28 de mayo con su desacoplamiento del módulo Armonia de la ISS. Gracias al brazo robótico de la estación, la Dragon maniobró desde su lugar de amarre hasta un punto a 9 metros por debajo del complejo, informa Spaceflightnow.

A los mandos del brazo robótico dentro de la ISS se encontraba el astronauta norteamericano Steve Swanson.

Swanson y el cosmonauta ruso Alexander Skvortsov controlaron la salida de la nave de 3,6 metros de diámetro que se colocó a una distancia prudencial de la ISS gracias a la activación de varios propulsores.

“Gracias a todos los que trabajaron en esta misión Dragon”, dijo Swanson por radio desde la estación. “Fue muy bien y me alegro tremendamente de ello. También es muy bueno tener un vehículo que puede llevar equipamiento especial y quizás alguna día incluso humanos de nuevo a la Tierra. Gracias a todos”.

El Dragon, que tiene forma de gominola, iba cargada con 1,7 tonelada. Entre la carga destacaban bolsas refrigeradas y acondicionadas que contienen muestras de sangre y de orina, más experimentos sobre bacterias resistentes a los medicamentos, el daño que puede generar la ingravidez al ADN o el uso de agricultura sostenible como fuente de alimentos a misiones tripuladas de larga duración.

La cápsula recuperada también llevaba un traje espacial que necesita ser reparado, junto con muestras de agua que la NASA necesita para completar la investigación sobre las causas de que el casco de un astronauta se llenara de agua durante una caminata espacial realizada en 2013.

“La estación orbital es nuestro trampolín al espacio profundo y las muestras científicas que han regresado a la Tierra son críticas para mejorar nuestro conocimiento de cómo afecta a los humanos vivir y trabajar allí durante largo tiempo”, dijo William Gerstenmaier, administrador asociado para Exploración y Operaciones Humanas.

“Ahora que la Dragon ha vuelto, los científicos pueden completar sus análisis para que podamos ver cómo influyen en la futura exploración humana del espacio o suministran beneficios a la gente”, añadió.

Los controladores en tierra en el cuartel general de SpaceX en Hawthorne, California, prepararon la nave para la reentrada cerrando una puerta en los sensores de acoplamiento y las instalaciones de amarre de la Dragon.

La nave se deshizo de un módulo central despresurizado y sus paneles solares generadores de electricidad pocos minutos antes de sumergirse en la atmósfera entrando de noroeste a sureste sobre el Océano Pacífico.

Un escudo térmico especial, especializado desarrollado por la NASA y SpaceX, protegía a la nave Dragón de temperaturas cercanas a los 1.600 grados Celsius en su aproximación hipersónica hacia una zona a unos 500 kilómetros de la costa de Baja California.

Después de desplegar sus tres paracaidas, cada uno de 35 metros de diámetro, la cápsula descendió con suavidad mientras técnicos de SpaceX esperaban cerca en botes para recuperar la nave y trasladarla a Long Beach, California, donde estaba previsto que llegara el martes 20 de mayo.

La misión, la tercera de las 12 previstas, forma parte del contrato entre la NASA y SpaceX por 1.600 millones de dólares para transportar carga a la ISS hasta 2016. La Dragon había llegado a la ISS el 20 de abril tras despegar dos días antes de Cabo Cañaveral a bordo de un cohete Falcon 9.

El carguero llevaba suministros, logística y experimentos, incluidos uno con una cámara de alta definición para retransmitir imágenes online de la Tierra y otro con un terminal de comunicaciones laser para demostrar la transferencia de datos en banda ancha entre la ISS y una estación terrestre.

La Dragon es la única nave que visita la ISS capaz de traer a la Tierra significativas cantidades de equipamiento. El vehículo tripulado Soyuz tiene poca capacidad de carga, mientras que otros contenedores desplegados por Rusia, Japón, la Agencia Espacial Europea (ESA) y la empresa privada estadounidense Orbital Sciences Corp se convierten en basura que se destruye contra la atmósfera tras concluir su misión.

La próxima misión de carga de SpaceX está programada para agosto. El próximo lanzamiento tripulado, con tres astronautas –un alemán, un ruso y un norteamericano-, está fijado para el 28 de mayo desde el Cosmódromo de Baikonour, en Kazajistán.

Foto: SpaceX

 



Recomendamos

Lo más visto