El Curiosity cumple su primer año marciano de exploración
España >

El Curiosity cumple su primer año marciano de exploración

|

(infoespacial.com) Pasadena.- El rover Mars Curiosity ha completado el 24 de junio un año marciano, es decir 687 días terrestres, después de cumplir su principal objetivo: determinar si Marte ofreció una vez las condiciones ambientales favorable para la vida microbiana. Su misión es una de las más exitosas de la historia de la NASA. El vehículo se ha hecho un selfie (en la imagen) para celebrar ese aniversario.

Uno de los mayores descubrimientos del Curiosity, fabricado por el Jet Propulsion Laborastory (JPL) , tras posarse en el Planeta Rojo en agosto de 2012 fue un antiguo lecho de un río en el lugar de su aterrizaje. Cerca, en un área denominada Bahía Cuchillo Amarillo, el robot tenía que determinar si el cráter Gale fue habitable para formas de vida sencillas. La respuesta fue un histórico ‘sí’, tras taladrar y analizar dos trozos de roca arcillosa.

El análisis de las muestras reveló que el lugar fue en algún momento el lecho de un lago con agua templada, los elementos esenciales para la vida y un tipo de fuente de energía química que utilizan algunos microbios en la Tierra. Si en Marte hubo vida, aquel lugar fue un buen hogar para ella.

Otros importantes descubrimientos de la misión Mars Science Laboratory (MSL), valorada en 2.500 millones de dólares, son:

La evaluación de los niveles de radiación natural durante el vuelo a Marte y en la superficie marciana ha proporcionado una formidable guía para el diseño de la protección necesaria de una misión tripulada a Marte. Las mediciones de los elementos químicos en la atmósfera marciana han indicado que gran parte de la atmósfera primitiva de Marte desapareció por procesos que favorecen la pérdida de los átomos más ligeros, como los que se encuentran en la parte superior de la atmósfera. Otras mediciones han encontrado que la atmósfera contiene muy poco metano, un gas que puede ser producido biológicamente.Las primeras determinaciones de la edad de una roca en Marte y durante cuánto tiempo estuvo expuesta a radiaciones dañinas han proporcionado datos para saber cuándo fluyó el agua y para valorar los niveles de degradación de los compuestos orgánicos en las rocas y suelos.

La aportación española al rover se ha centrado en una sofisticada estación medioambiental de sensores denominada REMS (Rover Environmental Monitoring Station), y en una avanzada antena de comunicaciones de alta ganancia (HGAS),

Fruto de un acuerdo suscrito en 2006 entre la NASA y el Centro de Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), EADS CASA Espacio (ahora Airbus Defence and Space) ?con la participación de Sener y el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA)?, fue la responsable de concebir y desarrollar la sofisticada antena de alta ganancia.

La HGAS ha servido para evitar que un satélite esté expectante en órbita alrededor de Marte para recibir la señal del Curiosity y luego retransmitirla a la Tierra. Instalada sobre el propio vehículo explorador, la característica principal de la antena HGAS radica en que muy potente y es orientable, lo que permite el enlace directo con las estacionas terrenas y le otorga una autonomía fundamental.

La estación medioambiental REMS es uno de los diez equipos científicos a bordo del rover. Con una masa de tan sólo 1,3 kilos, Crisa (ahora Airbus Defence and Space) ha sido el responsable técnico e industrial del instrumento. Su labor ha consistido en definir y asegurar el resultado final de la estación medioambiental, la ingeniería del sistema, velar por las especificaciones y funcionamiento de los sensores, desarrollar la plataforma mecánica y, como especialidad de Crisa, desarrollar la unidad electrónica de control. La aportación nacional supuso una inversión total de 23,5 millones de euros.

El REMS está conformado por un conjunto de instrumentos que registran la radiación ultravioleta, la temperatura, la presión y la humedad relativa del aire, la temperatura del suelo, así como la velocidad y dirección del viento.

Instalado sobre un mástil, capta datos a un ritmo de un registro por segundo durante periodos de 5 minutos, datos que se envían a la estación terrena situada en el Centro de Astrobiología de Madrid.

Si quiere obtener más información (en inglés), acuda a http://www.nasa.gov/msl

Foto: NASA



Recomendamos

Lo más visto