Compañías españolas realizan una importante labor de innovación en el nuevo lanzador Vega
España >

Compañías españolas realizan una importante labor de innovación en el nuevo lanzador Vega

|

(infoespacial.com) Juan Pons, Madrid.- Como uno de los siete países socios de la iniciativa (junto a Italia, Francia, Bélgica, Holanda, Suiza y Suecia), España y su industria espacial han aportado una importante dosis de innovación al desarrollo del nuevo lanzador europeo Vega, cuyo vuelo inaugural está reprogramado para el próximo lunes 13 de febrero. Junto a las demás empresas europeas, los especialistas españoles del sector han debido realizar un importante esfuerzo para materializar un lanzador ligero y pequeño, en comparación con el mucho más grande y pesado Ariane 5.

El reto exigía que la mayor parte de los subsistemas y equipos de a bordo fueran reducidos de tamaño y aligerados de peso, y la industria espacial española, como queda patente, ha cumplido sobradamente con su papel.

Astrium CRISA es una de las firmas españolas que aporta innovación. Lo ha hecho mediante la llamada Unidad Multifunción o MFU (Multi Functional Unit), pero también con la integración del módulo AAM de aviónica de Vega.

La MFU es un equipo diseñado ex profeso para este cohete. En un solo equipo, la MFU agrupa las funciones de la electrónica secuencial, la conmutación, la distribución de potencia y el repetidor de bus de datos, algo que en el Ariane 5 son equipos separados.

Según fuentes de CRISA, la integración de todas estas funciones en una sola unidad permite “optimizar costes a la hora de realizar las campañas de pruebas de aceptación e integración, así como la futura evolución del equipo”. Por lo que respecta al módulo AAM de aviónica, sirve para alojar una decena de equipos, algunos recurrentes del Ariane 5.

Los primeros equipos de CRISA han sido integrados en las instalaciones de la sociedad italiana ELV ?contratista principal de Vega? en Colleferro (Italia). Pero para el siguiente lote de lanzadores, la integración se llevará a cabo en la sede de CRISA en la localidad de Tres Cantos (Madrid).

Primeras antenas para un lanzador

Otra innovación es la que ofrece RYMSA. Esta compañía ha desarrollado y fabricado las dos antenas de telemetría (TT&C) con forma de hélice que van montadas en el exterior del primer Vega. Ambas facilitan el enlace permanente con la Tierra, cualquiera que sea la posición del lanzador.

Especializada en antenas para satélites y sondas, es la primera vez que la sociedad con sede en Arganda (Madrid) se ha responsabilizado de hacer realidad antenas para un lanzador espacial. Cada antena está adosada a la última etapa, y está protegida por un radomo de fibra BMI de doble capa que soporta los 1200º centígrados.

Un caso semejante es el de GTD. La firma catalana ha diseñado, desarrollado y validado para EADS Space Transportation el software de vuelo de Vega. También ha sido responsable del sistema de mando y control de las instalaciones de preparación y lanzamiento, así como del software de seguridad del segmento terreno.

La presencia de EADS CASA Espacio en el cohete Vega se materializa principalmente en el desarrollo y fabricación de la estructura de la cuarta etapa o AVUM (Attitude & Vernier Upper Module), y el adaptador de carga útil. También es responsable del AVUM Interstage ?la estructura que engarza la tercera y la cuarta etapa? y de la integración del motor de la cuarta etapa con esta última estructura.

En la actualidad, CASA Espacio se encuentra en proceso de fabricación de cinco estructuras AVUM, cuatro adaptadores de carga útil y una estructura para lanzamientos múltiples bautizada VADO-VESPA. Para asegurar dos lanzamientos al año, CASA Espacio tiene comprometida la entrega de un lote de estructuras cada seis meses.

Tensiones entre Paris y Roma

Caso aparte merece el componente software de guiado, navegación y control (GNC) de Vega. En este ámbito, la empresa española GMV ha tenido una importante participación.

Inicialmente, el software se encontraba bajo la responsabilidad de la industria francesa.

Pero su propietario era la Dirección General de Armamento (DGA) del Ministerio de Defensa francés, que se negó a ceder un elemento de carácter estratégico para su seguridad nacional.

El dilema se tradujo en que el gobierno de Nicolás Sarkozy aceptó la entrega a la industria italiana del código ejecutable del GNC. Sin embargo, no dio su autorización para facilitar el código fuente, lo que provocó una crisis entre los socios del programa.

Para resolver la crítica situación, los italianos tomaron la decisión de asumir el desarrollo de un nuevo software de GNC, contando con la colaboración de la española GMV, compañía con acreditada experiencia y prestigio internacional en este subsistema clave para todo lanzador.

El resultado es que GMV es responsable por vez primera del GNC operacional de un cohete espacial, a pesar de haber participado anteriormente en numerosos estudios de este tipo de sistemas, así como en análisis y diseño de trayectorias de lanzadores.

La responsabilidad de GMV se ha centrado en varias áreas de trabajo. Por un lado en el grupo de navegación y guiado del nuevo GNC, pero también en el RACS ?uno de los modulos de actitud? y en el módulo de navegación.

Además, los ingenieros de la empresa asentada en la localidad de Tres Cantos (Madrid) han asumido el aseguramiento de la calidad del conjunto del nuevo GNC, al igual que el análisis de la seguridad y fiabilidad del sistema (RAMS).

No obstante, franceses e italianos han llegada a un acuerdo: el software que se ejecutará en el vuelo inaugural será el original francés pero, en los siguientes vuelos, el software de a bordo será el desarrollado por el consorcio hispano-italiano.

Para el GNC, SENER ha aportado el Independent Software Validation & Verification (ISVV), el equipo que lleva a cabo la verificación separada, paralela e independiente del comportamiento de todo el software del GNC.

Imagen: Astrium



Recomendamos

Lo más visto