J. Sánchez-Palma (Airbus): “Tuvimos suerte de que la empresa de transporte era europea, no rusa” (y 2)
Satélites >
Entrevista

J. Sánchez-Palma (Airbus): “Tuvimos suerte de que la empresa de transporte era europea, no rusa” (y 2)

Javier Sánchez-Palma habla de una misión que estudiará la magnetosfera, gracias a la cual es posible la vida en la Tierra
BAR SPA BGS 20220314 SMILE Payload Structural and Thermal Delivery 72ppp 6
Modelo Térmico Estructural (STM). Fuente: Airbus
|

Este texto es una continuación de ‘J. Sánchez-Palma (Airbus): “Monitorizar el clima espacial es vital para todos los humanos” (1)’

La misión Smile es un proyecto conjunto entre la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Academia China de las Ciencias (CAS). Por su parte, Airbus participa como contratista principal del módulo de la carga útil. Para explorar este importante proyecto internacional, en Infoespacial hemos hablado con el jefe de Programa del Smile en Airbus, Javier Sánchez-Palma, que nos cuenta las características del satélite y también las complejidades de un proyecto tan internacional. Debido a su extensión, la entrevista se ha dividido en dos partes de las que a continuación se reproduce la segunda.

¿Se han enfrentado a algún problema a lo largo del desarrollo?

El año pasado vivimos un cambio bastante importante en el programa, y es que inicialmente el diseño del PLM de la parte europea contaba con componentes americanos que requerían de licencia de exportación. Esta licencia de denegó, fue en tiempos del mandato de Donald Trump. Teníamos una opción en el contrato con la ESA para irnos a un diseño libre de componentes americanos que requirieran de licencia de exportación, se le llama solución export free; con el diseño actual del PLM, podríamos exportarlo a cualquier parte del mundo, incluida China. La idea es que toda la integración del satélite, el modelo de vuelo, se realice en Europa y que el lanzamiento se haga en la Guayana Francesa. Pero si, por lo que fuera, tuviésemos que cambiar a China no habría ningún problema.

BAR SPA BGS 20220314 SMILE Payload Structural and Thermal Delivery 72ppp 3


¿Esto provocó retrasos?

Esto no solo impactó al PLM, también a uno de los instrumentos el SXI, que es un instrumento inglés, e hizo que el programa se extendiera un año.

¿El confinamiento en Shanghái está afectando al programa?

Bueno, como el confinamiento lleva solo un mes en Shanghái no está teniendo un impacto grave en la misión, lo que sí está haciendo es que esta calificación del satélite, en la que los chinos la harán con nuestro modelo del STM del PLM, se retrase. Y eso podría hacer que la revisión que tenemos a final de año con la agencia, la critical design review, se pudiera desplazar en el tiempo, esperemos que poquito. Pero sí, el riesgo está ahí. Nosotros enviamos el STM a mitad de marzo por avión, llegó a Shanghái el día 21 y todavía no está en área limpia. Está en unas instalaciones con temperatura y humedad controlada, pero como las instalaciones del CAS están totalmente cerradas está habiendo un retraso den las actividades chinas.

¿No tienen información de cuándo podrán continuar trabajando en Shanghái?

Por el momento no, por la situación actual del Covid-19... Ellos esperaban que con este confinamiento duro hubiese en pocos días una mejoría en el número de casos notificados y no está sucediendo. No tienen fecha de salida del confinamiento. Seguimos en contacto con nuestros colegas allí, porque están teletrabajando, pero para la integración del PLM en la plataforma China tienen que estar físicamente en las instalaciones.

¿Había un margen de error en los tiempos del proyecto?

Sí, ellos tenían un margen, entonces poquito a poco van asumiéndolo. Lo que sí es importante confirmar es que nosotros estamos siguiendo nuestras actividades nominales. Lo único que ese soporte que teníamos que dar en remoto para la integración de los ensayos, obviamente no lo podemos dar porque no se están haciendo. Es más, supuestamente nosotros deberíamos haber ido a Shanghái para realizar esta integración; y, antes del confinamiento, las tres partes, la ESA, el CAS y nosotros, por las duras restricciones que nos imponían a la entrada… (nos obligaban a tres semanas de cuarentena en un hotel medicalizado sin poder salir de la habitación…) llegamos al acuerdo de no ir para allá para hacer la integración, pero generamos una documentación adicional muy detallada para que nuestros colegas chinos fueran autónomos para realizar la integración.

No deja de ser un trabajo de equipo a pesar de las circunstancias, ¿verdad?

Eso es, de hecho nos pasó lo mismo. Nosotros somos responsables de integrar los cuatro instrumentos que nos llegó de la ESA en el primer modelo del STM. Integramos estos instrumentos en la segunda mitad del año pasado y los equipos de los instrumentos no pudieron venir a Madrid por lo mismo, la situación del Covid-19, y seguimos la misma estrategia, nos dieron la información suficiente para que nosotros realizásemos la integración aunque no estuviera previsto.

¿De dónde son estos instrumentos?

Hay cuatro instrumentos, inicialmente dos eran chinos, uno inglés y otro iba a ser canadiense. Pero la Agencia Espacial Canadiense, por distintos motivos, decidió salirse de la misión en verano del año pasado. Entonces ese instrumento canadiense pasó a ser chino. A día de hoy los instrumentos son tres chinos y uno inglés.

Han pasado por unas cuantas contingencias, ¿ha afectado también la Guerra de Ucrania?

Afortunadamente, de momento, y esperemos que sea así, no nos está afectando. Lo único en lo que afectó fue en el transporte a China. Esto lo llevábamos organizando mucho antes de que comenzase la guerra, lo llevábamos organizando desde finales del año pasado. Y tuvimos la suerte de que la empresa de transporte era europeo, no ruso. Y el avión era un boeing, no era un avión ruso; esto, aunque el transportista fuese europeo, nos hubiese afectado. Entonces, el único impacto que tuvimos es que tuvieron que cambiar la ruta, en vez de sobrevolar el espacio aéreo ruso tuvieron que hacer un trayecto más largo y evitar Rusia. Es la única implicación que hemos tenido a este respecto.

¿Pueda afectar?

Sí, lo que estamos haciendo es que para el modelo de vuelo estamos empezando a comprar materiales y componentes con mucho mayor margen. Por la falta de stock de ciertos materiales a nivel mundial, lo que hacemos es adelantarnos. Por ejemplo, la estructura del modelo de vuelo del PLM está hecha de aluminio, por lo que ya estamos comprando el aluminio para que no haya problema, aunque no tengamos que fabricarla hasta dentro de un año. Estamos siendo previsores y anticipando para que nos afecte lo menos posible. No solo son la Guerra de Ucrania sino también con el Covid-19. 



Recomendamos

Lo más visto