La Nasa cancela el segundo intento de lanzar la Artemis I por una fuga de combustible
Especial Misión Artemis I >
Exploración

La Nasa cancela el segundo intento de lanzar la Artemis I por una fuga de combustible

Las próximas ventanas de lanzamiento están programadas para principios de la semana que viene
52304722730 488dfa93ac k
La Artemis I en la plataforma de lanzamiento. Foto: NASA
|

El lanzamiento de Artemis I de la NASA ha vuelto a cancelarse en su segundo intento debido a una fuga de combustible en el lanzador SLS. La fuga de hidrógeno líquido ha supuesto un problema irresoluble para los ingenieros de la agencia estadounidense que decidieron cancelar el lanzamiento a solo unos minutos del despegue. Las próximas ventanas de lanzamiento están programadas para el próximo lunes o, en su defecto, el martes 6 de septiembre. De no aprovechar alguna de estas dos oportunidades la misión tendrá que postponerse hasta el mes de octubre.

La nave, compuesta por su lanzador SLS y la cápsula Orion, no pudieron iniciar su objetivo de alcanzar la Luna. La misión, cuando por fin pueda emprenderse con seguridad, orbitará el astro, desplegará diez nanosatélites, realizará un estudio acerca de la radiación lunar, una investigación sobre los efectos secundarios de los tratamientos con quimioterapia y servirá como preparación para las próximas misiones del programa. La futura Artemis III, prevista para no antes de 2025, será la siguiente misión tripulada al satélite terrestre, algo que no sucede desde 1972, e incluirá a la primera mujer y la primera persona de raza negra en llegar a la Luna.

La NASA ha informado en su portal web sobre el error de este segundo intento que "los múltiples intentos de solucionar la zona de la fuga, que consisitió en volver a colocar una junta en la desconexión rápida por la que se introduce el hidrógeno líquido en el cohete, no solucionaron el problema. Los ingenieros siguen recopilando datos adicionales".

52303376518 f51b35aa13 kLa Artemis I en la plataforma de lanzamiento. Foto: NASA

El fallido primer intento

La misión se canceló el pasado lunes 29 de agosto debido a un problema en el control de temperatura del tercer motor RS-25 de su lanzador (SLS), un error que parece estar solventado. La agencia estadounidense paralizó la cuenta regresiva a cuarenta minutos del despegue debido a este y otros errores que fueron detectados. 

La directora del lanzamiento, Charlie Blackwell-Thompson, y su equipo de ingenieros decidieron abortar la misión a pesar de que lograron solucionar otros fallos incluyendo un retraso en la carga de propelente, una fuga en la desconexión rápida de la línea de ocho pulgadas (utilizada para drenar el hidrógeno líquido de la etapa central) y una fuga de hidrógeno de una válvula empleada para ventilar el propelente de la etapa central.

Exploración espacial e investigación contra el cáncer

Según ha informado el profesor de Ciencias Farmacéuticas de la Universidad de Columbia, Corey Nislow, su equipo ha tenido la oportunidad de incluir en la carga de la Artemis un cultivo de algas y de levaduras que servirá para estudiar los efectos de los rayos cósmicos y la gravedad en estos organismos. Los resultados, según ha informado Nislow, ofrecerán algo más de luz sobre el daño colateral de los tratamientos con quimioterapia.

52291494577 e86a611b7a kLa Artemis I y, en el cielo, su objetivo: la Luna. Foto: NASA

Nislow ha explicado que estudiarán los "cambios genéticos producidos por la exposición espacial utilizando la base de datos de nuestro laboratorio e información extraída de 20 años de estudio de estos organismos". Y añadió: "Lo que obtengamos puede ayudar a diseñar mejores tratamientos para futuros viajeros espaciales y para pacientes con cáncer que se someten a quimioterapia".

Un presupuesto indeterminado

El coste de la misión Artemis no ha trascendido con exactitud debido a que la NASA no era capaz de definir una cifra, lo que propició que la Office of Inspector General (OIG) estadounidense criticase a la agencia. Tras esto, la NASA publicó una suma estimada de todo el programa Artemis que asciende a 93.000 millones de dólares para 2025.

Tanto el lanzador SLS como la cápsula Orion que componen la Artemis I llevan días preparados para su envío a la Luna en la plataforma de lanzamiento. En caso de que se produzca algún tipo de contratiempo, las próximas ventanas de despegue ya están planificadas para los días 2 y 5 de septiembre. El ascenso será retransmitido por internet de forma pública desde los canales de comunicación de la NASA.

Las funciones de Artemis

Artemis I desplegará diez pequeños satélites (CubeSats) destinados a desarrollar experimentos espaciales y servirá como ensayo para las futuras misiones tripuladas del programa Artemis. La encargada de llevar al ser humano de nuevo a la Luna (algo que no sucedía desde 1972) será la Artemis III, prevista para no antes de 2025. La NASA ya trabaja en ese futuro y ha seleccionado hasta 13 posibles zonas de aterrizaje en la Luna.

Artemis iii landing regionsImagen de las 13 posibles zonas de aterrizaje de la Artemis III. Foto: NASA

Entre las muchas funciones que tendrá la misión, la Agencia Espacial Europea (ESA) ha revelado recientemente que la nave también incorporará cinco Unidades Móviles de Dosimetría Activa (EAD-MU) con el fin de cartografiar el entorno de radiación del espacio profundo de la Luna de la forma más completa posible. Estos datos se compararán posteriormente con las mediciones de la Estación Espacial Internacional (ISS) y ayudarán a evaluar la seguridad de las siguientes misiones Artemis con tripulación.

El físico de la ESA, Matthias Dieckmann, explica que las EAD-MU, que anteriormente llevaban los astronautas, "son un elemento de un sistema más amplio patentado por la ESA, que incluye un dispositivo central para la carga de las EAD-MU y la transferencia de datos".

El papel de Europa en la misión

La compañía Airbus ha dirigido en nombre de la ESA las operaciones europeas en la misión que han consistido fundamentalmente en el desarrollo del Módulo de Servicio Europeo (ESM) de la nave Orion, un elemento clave con más de 20.000 piezas y componentes, desde equipos eléctricos hasta propulsores, paneles solares, tanques de propulsión, materiales de soporte vital y varios kilómetros de cables y mangueras.

52278821943 a784b6a30e kEl interior de la cápsula Orion. Foto: NASA

El ESM es un cilindro de unos cuatro metros de alto y ancho. Cuenta con un característico generador solar de cuatro palas (19 metros de diámetro cuando está desplegado), que genera suficiente energía para dos hogares. Las 8,6 toneladas de combustible del ESM alimentan el motor principal, ocho motores auxiliares y 24 propulsores más pequeños para el control de actitud.En el momento del lanzamiento, el ESM pesa en total algo más de 13 toneladas. Además de servir como sistema de propulsión principal para la nave Orion, el ESM permitirá las maniobras orbitales y el control de actitud. Proporcionará a la tripulación elementos clave de soporte vital, como agua y oxígeno. Además, el módulo de servicio no presurizado podrá utilizarse para transportar cargas útiles adicionales. También regulará el control térmico mientras esté acoplado al módulo de la tripulación, un sistema que ha sido desarrollado en España. Estas características han llevado a que desde Airbus se denomine al ESM como el "corazón y los pulmones" de la Artemis.



Recomendamos

Lo más visto