La constelación Galileo será la que más satélites aporte al sistema de rescate Cospas-Sarsat
Europa >

La constelación Galileo será la que más satélites aporte al sistema de rescate Cospas-Sarsat

|

(infoespacial.com) Madrid.- El sitema de navegación europeo Galileo será el que más satélites aporte al sistema de rescate Cospas-Sarsat, cuyo grupo de trabajo se ha reunido esta semana en el ESTEC de la Agencia Espacial Europea (ESA) para seguir desarrollando su proyecto de localización.

“Se están instalando receptores de señales de socorro en los nuevos satélites GPS estadounidenses y en los Glonass rusos pero como la constelación europea se empezó a desplegar el año pasado Galileo será la que más satélites aporte al sistema”, informó Igor Stijkovic, uno de los ingenieros que ha participado en el este encuentro.

“Hemos terminado de planificar una campaña de ensayos a escala global en la que se probarán las nuevas prestaciones de Cospas-Sarsat tras incorporar los satélites de navegación. La campaña de demostración y evaluación se llevará a cabo con tres satélites y sus resultados permitirán definir los requisitos del sistema operacional que comenzará a desplegarse en el año 2015”, avanzó el técnico.

En la reunión, celebrada en Noordwijk (Países Bajos), participaron expertos expertos en los dos sistemas – el Sistema Espacial para la Búsqueda de Naves en Peligro (Cospas) y el Localización por Satélite para Búsqueda y Rescate (Sarsat) – de 21 países diferentes, así como representantes de la ESA, la Comisión Europea y del sistema de navegación Galileo.

El primer 'transpondedor' de Cospas-Sarsat en órbita media fue lanzado el año pasado a bordo de un satélite Glonass. A finales de este verano se sumarán dos más a bordo de la próxima pareja de satélites Galileo.

Por medición del efecto Doppler

El sistema Cospas-Sarsat, fundado por Canadá, Francia, Rusia y Estados Unidos en 1979 comenzó a operar con 'transpondedores' integrados en satélites de órbita baja (LEO) pero, próximamente, pasará hacerlo también con receptores situados en satélites de órbita media (MEO).

“Los satélites en órbita baja se mueven a gran velocidad lo que les permite determinar el origen de las llamadas de socorro al medir su efecto Doppler”, ha explicado el experto

Sin embargo, estos ingenios espaciales no solo ofrecen ventajas: “Cada  uno de estos satélites sólo cubre una pequeña región de la Tierra por lo que se puede perder un tiempo precioso esperando a que pase sobre la estación de seguimiento para entregar el mensaje. Así, para localizar el origen de la señal de socorro, el satélite tiene que sobrevolar la baliza dos veces como mínimo".

Galileo enviará mensaje de respuesta

No obstante, el experto de la ESA destacó la aportación de los ingenios Galileo al sistema Cospas-Satsat con cuyos satélites geoestacionarios se complementarán de múltiples maneras: “Las constelaciones de satélites de navegación han sido cuidadosamente diseñadas para ofrecer cobertura global y son capaces de determinar el origen de una señal de socorro tras recibir un único pulso gracias a una combinación de mediciones de frecuencia y tiempo”.

La cobertura global del sistema europeo de navegación por satélite facilita la localización de llamadas de socorro. No solo eso. Además, los Galileo dispondrán de una función que, por primera vez, permitirá enviar respuesta a los que solicitan auxilio, haciéndo saber que su señal ha sido recibida y que los equipos de rescate están en camino.

Los dos primero satélites de esta constalción europea fueron lanzados el 21 de octubre de 2011 a bordo de un cohete Soyuz desde el puerto espacial europeo de la ESA en Guayana Francesa. En su diseño y producción participaron al menos 12 empresas españolas.

Fotografía: Trebool



Recomendamos

Lo más visto