space

La UE contrata a Thales Alenia Space para mejorar los sistemas de navegación de Egnos

La versión Nles-G3 de Thales Alenia Space se integrará en un nuevo satélite geoestacionario, GEO3, que mejorará el sistema Egnos y su eficiencia.Un nuevo satélite para el programa GalileoThales Alenia Space ha integrado, además, un nuevo satélite, GSAT0223, al segmento terreno de misión (GMS) del programa Galileo, lo cual permitirá mejorar el servicio de posicionamiento para 3.300 millones de usuarios.El lanzamiento del satélite hace que la constelación operativa haya pasado a contar con 23 satélites para posicionamiento y 25 para la función de búsqueda y salvamento.

Airbus entrega su radar no contaminante para la misión Sentinel-1

El sistema suministra imágenes de forma rutinaria para la vigilancia marítima y terrestre, la respuesta a emergencias, el cambio climático y la seguridad.Los segmentos de antena del satélite Sentinel-C. Foto: Airbus / Mathias Pikelj        El radar de apertura sintética tiene la ventaja de funcionar en longitudes de onda que no se ven obstaculizadas por la nubosidad o la falta de luz y puede adquirir datos sobre un lugar durante el día o la noche en todas las condiciones meteorológicas.

Sony entra en la industria espacial

Sony no ha comunicado aún cuándo espera tener su primer dispositivo comercial operando en el espacio, si tiene clientes ya contratados o cuánto dinero ha invertido, o prevé invertir, en este proyecto.El presidente de Sony Spaces Communcations, Kyohei Iwamoto, ha declarado en cuanto a la funcionalidad de este movimiento que la cantidad de datos utilizados en órbita aumenta cada año, "pero la cantidad de ondas de radio disponibles es limitada".El número de satélites operativos actualmente asciende a unos 13.000 y, con los nuevos proyectos de empresas como Amazon, SpaceX o OneWeb, se espera que esta cantidad llegue a los 65.000 en los próximos años.

Thales Alenia Space firma una adenda de 169 millones para desarrollar la carga útil de los satélites de CO2M

Además, ha aludido a la experiencia de Thales en la observación a la tierra para “cumplir con el ambicioso desafío de medir el dióxido de carbono atmosférico producido por la actividad humana”.Una fuente de información única Estas mediciones de dióxido de carbono permitirán reducir las incertidumbres actuales en las estimaciones de las emisiones del compuesto procedentes de la combustión de combustibles fósiles a escala subcontinental.